Investigación advierte sobre peligros del retorno a clases: 51 niños han muerto y casi 30 mil han sido diagnosticados con COVID-19

La doctora en Salud Pública y académica de la Universidad de Valparaíso Catalina González, entregó reveladoras conclusiones respecto de una investigación recopilatoria sobre el impacto del coronavirus en los niños y advierte sobre el gran nivel de riesgo que representa retomar las clases presenciales, pese al plan de retorno seguro aludido reiteradamente durante las últimas semanas desde el Ejecutivo.

“Mi trabajo de investigación es una revisión bibliográfica donde bajé más de 50 publicaciones de la literatura científica de revistas de reconocimiento internacional, la mayor parte de los estudios son hechos en China, Corea, Inglaterra, Italia y Estados Unidos”, comenta la doctora en Salud Pública y académica de la Universidad de Valparaíso, Catalina González.

La investigadora pone en contexto el acucioso levantamiento de información que hizo y donde contó con la colaboración de su alumna Paullette Hidalgo, alusivo al impacto del coronavirus en la población infantil, en momentos en que nuestro país avanza en el desconfinamiento de algunas comunas y se habla de la implementación de un plan para que los niños regresen a clases durante las próximas semanas, una medida que ha sido observada con bastante preocupación desde diversos actores, incluido el Colegio de Profesores.

Adicionalmente, la profesional de la salud tomó como referencia el Informe Epidemiológico del DEIS (Minsal) del 23 de julio. En relación a los hallazgos, la médica entrega reveladores antecedentes. “Al 23 de julio se habían diagnosticado con Covid 29.924 niños de 0 a 18 años, 11 meses y 29 días”, cuenta.

“Esta cifra corresponde al 8% del total de casos para la población general diagnosticado hasta el 23 de julio, lo que quiere decir que del total, el 8,23% corresponde a menores de edad”, agrega.

“De ellos, se tuvieron que hospitalizar en algún momento 1.083 niños, eso quiere decir que de todos los niños que han desarrollado la patología, 3,6% se hospitaliza, la mayoría de los niños desarrollan el Covid en forma leve. Pueden presentar un poquito de fiebre, catarro y tos”, ilustra la especialista.

Sin embargo, advierte que “hay un 3,6% que la desarrolla en forma moderada o grave y por eso deben hospitalizarse. De los 29.924 niños diagnosticados con Covid, han fallecido con PCR positivo, al 23 de julio, 18 niños. Y si sumamos los con PCR positivo, más los sospechosos, en total son 51 defunciones”, cuenta.

Y hace un alcance. “Hay que recordar que la OMS considera, recomienda y solicita que se informe el total de pacientes fallecidos, incluyendo los con diagnóstico con PCR positivo y los sospechosos. Por lo tanto, al 23 de julio del 2020 en Chile han fallecido 51 menores de edad, lo que equivale a una letalidad de 0.17%”.

“La tasa de letalidad refiere a cuántos fallecidos se producen entre las personas que tienen una enfermedad, en este caso del total de 29.924 niños, falleció el 0.17%, eso si se lleva a tasa de letalidad, significa que en Chile por cada 10 mil niños que desarrollan la patología, van a morir 17”, detalla.

En Chile los niños presentan la tasa de letalidad más alta del mundo

Adicionalmente, González nos pone en conocimiento de una importante información que alude al comportamiento y desarrollo de la enfermedad en los niños en nuestro país y el resto del mundo.

“Si comparamos la tasa de letalidad por COVID-19 en niños chilenos es superior a la tasa de letalidad en niños en otros países como Estados Unidos y Alemania. Esta tasa solamente es superada por los niños en Gran Bretaña”, advierte.

En relación a la posibilidad de que este segmento de la población retome la modalidad de clases presencialesla doctora González es clara al manifestar sus aprensiones.

“El COVID-19 es una patología respiratoria altamente contagiosa, lo que está ya demostrado por la literatura, incluso las personas que son asintomáticas igual pueden contagiar y todos los seres humanos somos biológicamente vulnerables mientras no estemos vacunados, porque no tenemos inmunidad”, asegura González.

“Si regresan al colegio, son niños susceptibles de contagiarse porque no tienen inmunidad y si van al colegio van a quedar expuestos al virus en el transporte público, en las salas de clases y en los baños de los colegios”, dice relevando el nivel de riesgo al que están afectos los escolares en la eventualidad de que así lo establezca el Ejecutivo a través del Ministerio de Educación.

“La única medida de protección 100% segura es contar con una vacuna, pero mientras no exista todos los niños son susceptibles de contagiarse cuando están expuestos al virus. Ahí se pone difícil la cosa”, plantea la médica.

“En Chile tal vez, en las escuelitas pequeñas, que están ubicadas en zonas rurales aisladas, donde hay cero casos, ahí los niños podrían volver al colegio casi sin ningún riesgo de contagiar siempre que no haya ninguno de ellos que esté en contacto con personas que sean de fuera de la comunidad. Pero en zonas urbanas, en ciudades grandes donde siempre van a haber casos, donde los niños están en contacto no sólo con su familia, sino que también con otros compañeros, profesores, con toda la comunidad escolar, más en el transporte público en contacto con otra gente, el contagio es seguro”, alerta.

Y finalmente nos entrega una preocupante proyección respecto del escenario que podría generarse en la eventualidad de que los escolares regresen a la actividad presencial en las aulas. “Creo que va a ser como dice la literatura, del 33% de los niños. Si se sacan tres millones de escolares a clases, a eso hay que aplicarle los indicadores epidemiológicos y calcular cuántos niños se contagiarían, cuántos desarrollarían la patología en forma moderada o grave, cuántos se hospitalizarían y cuántas defunciones podría haber”, ilustra.

Por último, considerando las opciones a mediano plazo de acceder a una inoculación, la especialista evalúa la posibilidad del retorno a clases en la modalidad tradicional. “Mi opinión es que los niños no deberían volver a clases presenciales hasta que estén vacunados. Es una situación complicada porque hasta el momento se piensa que podría haber vacuna a fin de año. Si hubiera y fuera factible ponerle la vacuna a la población infantil, creo que ahí los escolares podrían volver a clases en marzo del 2.021″.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *