Se encuentra en auspiciosa fase 3: El 95 % de voluntarios no tuvieron efectos adversos a vacuna anti COVID-19 de Sinovac

El 94,7 % de los más de 50.000 voluntarios en China que han recibido la vacuna contra el coronavirus CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac, actualmente en fase 3, no han tenido ningún efecto adverso, según un estudio que se conoció este miércoles en Sao Paulo.

Los resultados de los ensayos clínicos realizados en China apuntan a que sólo 5,3 % de los vacunados tuvo efectos adversos, todos de «baja gravedad», explicó Joao Doria, gobernador del estado donde también se testea con voluntarios de la fórmula.

«Efectos adversos de baja gravedad para una minoría de personas, son comunes en vacunas ampliamente utilizadas», dijo Doria. Y aseguró que los resultados «comprueban que CoronaVac tiene un excelente perfil de seguridad».

Doria confirmó que estudios anteriores evidencian que la vacuna de Sinovac, una de las de mayor desarrollo a nivel global y actualmente en la tercera y última fase de pruebas, arroja 98% de eficiencia en la inmunización de quienes se han vacunado.

En tanto en Brasil, los ensayos de la fórmula china comenzaron el 21 de julio e incluyen a 9.000 voluntarios, de los que 5.600 ya se han vacunado.

Según el gobernador paulista, no se han registrado efectos colaterales graves en ninguno de sus participantes brasileños.

El director de Sinovac para Sudamérica, Xing Han, comentó el proceso. «Todos los test apuntan hacia la eficacia de la vacuna» y que confía en que el antígeno podrá registrarse en «un corto plazo».

Su opinión al respecto, es concluyente. «La fase 3 de pruebas está yendo muy bien. Estamos muy confiados que será comprobada la seguridad y la eficiencia de la vacuna», adelantó.

En Brasil se proyecta una vacunación masiva en diciembre

Frente a este auspicios panorama, el gobernador comentó que la expectativa es que la vacunación masiva contra empiece la segunda quincena de diciembre para el personal sanitario.

«Tendremos que aguardar la finalización de esa tercera y última fase de pruebas, sus resultados y la aprobación de Anvisa», el órgano brasileño regulador de salud, comentó.

Adicionalmente, Doria dijo que los 46 millones habitantes de Sao Paulo, el más rico y poblado estado de Brasil, debiera recibir el antígeno en febrero próximo.

Por su parte, la gobernación paulista, a través del Instituto Butantan, firmó un acuerdo con Sinovac para la transferencia de tecnología para la producción a gran escala en Brasil.

Hasta fin de año, se espera que el estado paulista reciba unas 46 millones de dosis procedentes de China y, hasta febrero, el número debiera alcanzar 60 millones de dosis.

Sao Paulo es, en cifras absolutas, el estado brasileño con el mayor número de casos y muertes por coronavirus, con 951.973 infectados y 34.492 decesos.

Ya en todo Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia, el COVID-19 deja casi 140.000 fallecidos y más de 4,5 millones de contagiados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *